Cursos de ventas baratos en Ecuador

¿Quieres reducir los costos de capacitación en tu empresa y ahorrar dinero contratando cursos de ventas económicos para tu equipo comercial?

Todas las empresas tienen un presupuesto limitado de capacitación, por lo que una de las variables más importantes para contratar un curso es el precio.

Esto implica que las empresas busquen a proveedores más económicos para cumplir con su Plan de Anual de Formación y de esta forma tener la satisfacción del deber cumplido.

La consigna es, mientras más dinero te ahorres en el valor de un curso, podrás realizar más capacitaciones.

Hasta cierto punto es correcto y justificable intentar reducir los gastos de capacitación, siempre y cuando no se sacrifique la calidad.

Recuerda que la capacitación empresarial tiene como objetivos proporcionar nuevos conocimientos y fortalecer competencias muy específicas, para que los colaboradores sean más productivos y eficientes.

Aunque el factor económico es relevante, la calidad sigue siendo determinante.

Contratar cursos baratos solo para cumplir con el Plan de Capacitación no tiene sentido. Es como comprar frutas a bajo costo porque ya están dañadas, para alimentarse bien.

capacitación gratis

¿Por qué NO contratar un curso de ventas barato?

La principal razón es que carece de valor.

El valor de un curso se define por el nivel de personalización y los procesos previos a la realización del mismo, para garantizar los resultados deseados (incrementar ventas y motivación de los vendedores).

Los pasos previos más comunes para personalizar un curso son:

  • Identificar las necesidades de capacitación (test de ventas a los vendedores).
  • Establecer los objetivos a alcanzar.
  • Definir las habilidades a desarrollar.
  • Diseñar en conjunto los temas y dinámicas del curso.
  • Determinar la metodología de capacitación más idónea.
  • Especificar como se van a evaluar los resultados del curso.

Todos estos procesos requieren de una comunicación constante entre de la empresa y el capacitador, además de un tiempo valioso para personalizar el curso, por lo que difícilmente pueda ser barato.

Los cursos diseñados a la medida, son los únicos que garantizan resultados y tu participación es fundamental para alcanzarlos. Nadie puede diseñar un curso personalizado sin la contribución del cliente.

Adicionalmente, el capacitador debe brindar ciertas pautas para que una vez concluya la capacitación, los efectos sean más duraderos.

Casi cualquier persona puede diseñar un curso de ventas, pero no todos pueden personalizarlo para asegurar los resultados esperados.

Se requiere de un gran conocimiento y experiencia comercial que no todos tienen, además del dominio de las metodologías de capacitación y manejo de grupos.

Contratar un curso barato para tu empresa

Los cursos baratos son estandarizados (vienen empaquetados) y el cliente participa muy poco o nada en su diseño, por lo que no obtendrás los resultados que deseas.

Esto significa, que el mismo curso se dicta en empresas de sectores tan variados como seguros, distribución de productos de limpieza, desarrollo de software, inmobiliarias, mayoristas, ferreterías, servicios de salud, entre otros.

Cada sector tiene estrategias comerciales particulares y sus vendedores necesitan desarrollar habilidades muy específicas para alcanzar un rendimiento superior.

Difícilmente un curso barato pueda satisfacer las necesidades de cada uno de estos sectores.

Los proveedores que comercializan cursos baratos, también aseguran que son personalizadas y que vas a obtener resultados extraordinarios.

En realidad, esto nunca pasa y al final del día solo perdiste tiempo y dinero.

Para diferenciar a los vende humo de verdaderos profesionales, analiza si tienen la iniciativa de personalizar el curso y recorrer todos los procesos mencionados con anterioridad.

El vende humo no se sentará contigo para identificar lo que realmente estás necesitando. Solo se dedicará a hablar sobre lo maravilloso de sus cursos, las experiencias de otros clientes y su nivel como experto en el tema.

Lo único que quiere es facturar, sin generar valor alguno para sus clientes.

En resumen, si quieres garantizar los resultados de un curso de ventas, tienes que participar activamente en todo el proceso de diseño y buscar la máxima personalización de sus temas y dinámicas.

La inversión económica de un curso personalizado la recuperas en el corto plazo con el incremento de las ventas.

La inversión en un curso barato de ventas no lo recuperas nunca.