Mis clientes me están quebrando

Aunque parece una paradoja, es una realidad que afecta no solo a los emprendedores, sino también a muchas empresas.

El mercado es cada vez más competitivo y conseguir clientes es cada vez más difícil. Lo increíble es que en muchas ocasiones después de ganarle un cliente a los demás competidores, nos damos cuenta que hemos realizado un mal negocio o que el cliente no es tan rentable como esperábamos.

Simplemente el accionar  y comportamiento del cliente nos afecta de manera negativa. 

Mis clientes me están quebrando

¿Cómo afectan los clientes a una empresa?

La forma en que los clientes pueden afectar un emprendimiento o a las empresas son diversas. A continuación mencionamos algunas de ellas:

  • Los clientes presionan para obtener un menor precio, ya sea mediante descuentos directos en la factura de venta, entrega de mayor cantidad de productos, incrementos de calidad, servicios complementarios, etc.
  • Los clientes exigen mejores condiciones de pago y plazos cada vez más extensos.
  • Los clientes con problemas de liquidez dejan de pagar o se demoran más tiempo de lo acordado en hacerlo, afectando directamente nuestras finanzas.
  • Nos ponen a competir con otros vendedores o proveedores hasta llegar al precio mínimo que podemos ofrecer. Si quieres vender debes sacrificar tu utilidad.
  • Los clientes amenazan con cambiarse de proveedor si no cedemos ante sus exigencias.

¿Qué hacer frente a la presión de los clientes?

Existen varias alternativas para sobrevivir a esta presión de los clientes y lograr establecer una relación duradera y satisfactoria para todos.

Todo depende de que estrategias utilices para quitarte esta presión de encima. Te recomendamos algunos consejos muy simples pero muy efectivos.

  • Segmenta los clientes. Es trillado y todo el mundo lo sabe, pero son muy pocos los que realmente lo hacen. Debes elegir los clientes más convenientes para tu empresa.
  • Diferénciate: Si ofrecemos el mismo producto o servicio y con los mismos valores agregados que los demás competidores, el cliente lógicamente basara su decisión en la propuesta más económica (competencia de precios).
  • Ofrece algo único o exclusivo. Entrégale al cliente algo que valore y que los demás competidores no estén en condiciones de hacerlo.
  • Negocia bien. Prepárate para negociar con los clientes y siempre debes estar dispuesto a decir no, si las condiciones no te favorecen.
  • Busca otros clientes. Si tu economía depende de un solo cliente o de muy pocos, puedes tener problemas debido a que cada cliente representa un porcentaje importante de tu facturación y no puedes perderlo. Tener muchos clientes ayuda en la negociación.
  • Cuida tus costos. Si tienes bajos costos puedes ofrecer precios más competitivos que los de la competencia y tienes mayor margen de negociación frente al cliente.

Ganar un cliente es relativamente fácil, lo difícil es retenerlo y que sea rentable.