Las luchas de poder dentro de la empresa y el Plan Estratégico Consolidado

¿Por qué tener un Plan Estratégico Consolidado? En este blog te explicamos los problemas que enfrentan las empresas cuando no lo tienen.

¿A quién no le ha pasado que cuando quiere impulsar un proyecto, plantear una nueva estrategia o mejorar los procesos de la empresa dónde trabaja, se encuentra con una férrea resistencia de los que supuestamente deberían apoyar esta iniciativa?

En pocas palabras, empiezas a encontrar enemigos internos dentro de la empresa que te plantean una guerra feroz a cualquier iniciativa de cambio.

Esto es normal en empresas que no tienen un Plan Estratégico Consolidado (unificado y actualizado para toda la organización), en dónde cada área se plantea de forma independiente sus propios objetivos y establece los recursos que necesita, sin importar como impactan o se contraponen a los objetivos de otros departamentos y de la empresa en general.

Estrategias de Marketing que puedes aplicar en tu empresa

INGRESA AQUÍ

Es muy común confundir plan estratégico con plan de trabajo. El primero se refiero a la estrategia global de la empresa y en su diseño deben participar todas las áreas de la organización para discutir y definir cuáles son las mejores estrategias y acciones que debe realizar la empresa, establecer como cada uno de los departamentos deben aportar a la misma, asignar los recursos necesarios para alcanzar las metas y establecer los plazos de ejecución.

En cambio un plan de trabajo se refiere a las metas y actividades propias o individuales de una unidad de negocio o departamento. 

Cada área define de forma independiente y sin coordinar con otras áreas, que metas desea alcanzar. 

Este es el origen de la mayor parte de los problemas en una empresa.

Problemas de no contar con un Plan Estratégico Empresarial. 

La ausencia de un Plan Estratégico Consolidado provoca que cada área de la empresa, considere como única prioridad alcanzar los objetivos de su plan de trabajo, sin importar si está aportando a la estrategia global (en teoría piensan que sí, pero en realidad están provocando un problema) y como estaría afectando a otros departamentos.

Un ejemplo práctico puede ser cuando Finanzas y Marketing tienen objetivos contrapuestos. Si Finanzas se propone como objetivo reducir costos, se opondrá a cualquier iniciativa que amenace esta meta, por lo que si Marketing solicita mayores recursos (dinero para publicidad, más vendedores, inversión en capacitación, mejorar bonos para incentivar a distribuidores, etc.) para cumplir con su objetivo de incrementar las ventas, encontrará una fuerte oposición de Finanzas.

Lo mismo puede suceder cuando Servicio al Cliente quiere mejorar sus tiempos de respuesta en los procesos, pero tropieza con los objetivos de Contabilidad y Facturación, los cuales pueden diferir en cuanto a prioridades e importancia.

El resultado de que cada departamento diseñe de forma independiente sus metas, desencadenará una lucha de poder interna, el surgimiento de rivalidades y guerras no declaradas, que afectan tanto el clima laboral, el desempeño de los colaboradores y los resultados que pueda alcanzar una empresa. 

La desconfianza se agudiza y se buscan culpables cuando no se alcanzan los objetivos. 

Por que tener un plan estrategico consolidado

Muchas veces este efecto y sus consecuencias se confunden con falta de comunicación o trabajo en equipo, por lo que algunas empresas consideran que realizando talleres de integración, coaching, liderazgo o relaciones humanas van a resolver el conflicto, cuando en realidad el problema se volverá a agudizar apenas las partes enfrentadas tengan que luchar nuevamente por alcanzar sus metas contrapuestas o por los recursos que necesitan.

Adicionalmente esta situación también denota una falta de liderazgo en los niveles más altos de la organización, debido a que permiten que estos conflictos sigan escalando. 

A final de cuentas solo una de las partes logrará acercarse a sus objetivos y esto dependerá más que todo del poder, cargo y nivel de confianza o influencia que tenga con la Gerencia General.

Lógicamente la empresa siempre termina perdiendo, ya sea porque uno de sus departamentos no alcanzó sus metas o por el clima tóxico que se desarrolló durante este enfrentamiento. 

En este caso no logró reducir los costos o no alcanzaron los niveles de ventas y facturación deseados.

Estrategias para generar más tráfico y ventas en tu sitio web

INGRESA AQUÍ

Importancia de un Plan Estratégico en tu empresa.

La solución está en el desarrollo o actualización del Plan Estratégico Consolidado, dónde cada área expone los objetivos que se propone alcanzar y los recursos necesarios para lograrlos.

La condición es que cada meta individual debe aportar a los objetivos globales de la empresa y no solamente a los específicos de cada área. De esta forma la empresa podrá decidir cuáles son los objetivos más importantes y a los que se les debe dar mayor prioridad. 

Adicionalmente todos los departamentos tendrán la misma hoja de ruta, las metas globales y objetivos específicos estarán mejor definidos, se establecerán claramente los recursos que requiere cada área (ya estarían asignados y no hay que competir por ellos), los desacuerdos y objetivos contrapuestos se pueden negociar evitando que los conflictos escalen.

En los supuestos dónde no exista acuerdos, se debe imponer el liderazgo y criterio de los máximos directivos realizando un profundo análisis de cuáles son las estrategias y objetivos globales que debe alcanzar la empresa. 

Durante este proceso cada área sacrificará algo (unas más y otras menos), pero lo importante es que cada departamento aportará de forma concreta a la estrategia global de la empresa, complementándose entre sí, evitando las luchas de poder, los enemigos internos y todas las consecuencias nefastas para el clima laboral. 

Todo esto puede sonar muy lógico, pero la realidad es que una gran cantidad de empresas no tienen un Plan Estratégico Consolidado, está desactualizado por más de dos años o simplemente cada departamento hala agua para su molino con la justificación de que es lo más conveniente para la empresa, afectando profundamente a los objetivos particulares de otras áreas y las metas globales de la organización.

¿Cómo posicionar tu sitio web en los primeros lugares de Google?

INGRESA AQUÍ
Asesores y consultores en planificación estratégica

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA

Estrategias más efectivas de Marketing y Ventas para multiplicar la facturación de tu empresa

Capacitación planeación estratégica de marketing

CURSO PLAN ESTRATÉGICO

Exponemos la estructura, criterios de análisis, objetivos, estrategias y planes de acción, para garantizar el éxito de tus estrategias

Centro de Capacitación Empresarial

CURSOS DE CAPACITACIÓN

Encuentra los mejores cursos empresariales para ejecutar tu Plan de Capacitación